A partir de estos días, salir a pasear a última hora a ver el atardecer es una muy buena opción con el buen tiempo.

El sol se va escondiendo más tarde y esto nos permitirá tener el tiempo suficiente para poder inmortalizar uno de los momentos más bellos de toda la jornada.

Puesta de sol

El momento en el que se esconde el sol y unos minutos antes y después, se despliegan unas paletas de colores por el cielo con sus consiguientes reflejos que nos dejan, en la mayoría de los casos, boquiabiertos observando tal maravilla de la naturaleza.

Colores amarillos, anaranjados, rojos, rosas y hasta violetas, al rato de la puesta del sol, pueden impregnar nuestras cámaras de imágenes inigualables de las que podremos disfrutar de por vida.

Puesta de sol

Para hacer una bonita foto de atardecer:

Es necesario que elijamos un lugar especial, donde lo que rodea a la puesta de sol sea de nuestro agrado.

Puesta de sol

Puede ser una montaña que nos gusta mucho, un lago, el mar o cualquier hito que consideremos que vale la pena fotografiar con los reflejos o con la iluminación de los colores anaranjados de esas horas de la tarde.

Puesta de sol

Si llegas con tiempo al lugar y piensas lo que quieres hacer va a ser mucho mas fácil realizar la toma que pretendes.

Lo lógico es que a medida que avanza la tarde la luz vaya escaseando y a la hora de la puesta del sol la intensidad de la luz precise de un apoyo de un trípode para realizar fotografías con exposiciones algo más largas de lo normal.

Puesta de sol

Es muy fácil realizar fotografías de puestas de sol y que el sol salga blanco y el resto oscuro, los rangos dinámicos a esas horas son enormes y los contrastes entre los claros y los oscuros comienzan a ser muy significativos.

Puesta de sol

Si tuvieras la posibilidad de utilizar filtros que nos limitaran la potencia del sol frente al resto de la escena serían de gran utilidad.

En caso de que no tengamos esa posibilidad es interesante poder ajustar y equilibrar la presencia de los colores, que en una puesta es lo más importante, y poder jugar con las texturas, los hitos, las personas o los elementos que podamos encontrar y poder incluir en la misma imagen.

Puesta de sol

Otras opciones, muy significativas, no es fotografiar la puesta de sol, sino lo que el sol ilumina en esos momentos.

La luz cambia por completo y se vuelve diferente a lo que ha sucedido a lo largo del día. Se juntan los destellos de la iluminación de la luz anaranjada, oblicua, con las sombras que se producen en los fondos.

Aprovechar esa luz puede convertir una fotografía en cinco minutos y pasar de una postal a un verdadero cuadro de Sorolla.

Puesta de sol

Es importante en este tipo de imágenes cuidar la composición de la misma, jugar con el horizonte, el sol y los elementos que queramos incorporar… y si vemos reflejos o sombras o texturas interesantes no dudemos en incluirlas en la fotografía.

Una puesta de sol con las nubes y el sol reflejados en el agua puede resultar muy atractivo y una imagen muy potente.

Puesta de sol

Y no nos olvidemos que el factor humano en nuestras fotografías siempre añade un plus especial y los contraluces, las siluetas que podemos obtener nos pueden dar muchas satisfacciones.

Puesta de sol

Así que como lo mejor para aprender es ir a probar, estos días tenemos muchos atardeceres por delante para disfrutar y estudiar la luz y sus cambios por minutos… Vais a disfrutar tanto, que igual hasta os lleváis una cervecitas para pasar el rato hasta que se os haga de noche.

Play Video