La libertad de hacer una fotografía

La libertad de hacer una fotografía

Con la captura de una imagen estamos haciendo el mayor ejercicio de libertad desde tiempos inmemoriales en cuanto al arte de mostrar el mundo se refiere.

Si bien el renacimiento fue la primera gran revolución en la forma de mirar y expresar el mundo que gira y gira de una manera individualizada, nuestra manera única de expresarnos como personas.

La fotografía nos muestra la instantaneidad, el movimiento, la desestructuración de la normativa del arte impuesta a lo largo de los siglos.

libertad fotografía

 

Un documentalismo instantáneo

 

Con la fotografía atrapamos el mundo sin reglas, sin miramientos ni remilgos. Apretamos el botón del móvil y captamos miles de momentos independientemente de lo que, cada uno, hayamos imaginado. Captamos imágenes de una manera irreflexiva, sin conocimiento ni exigencias técnicas y pasamos a privilegiar en nuestras imágenes el interés por el “yo he estado aquí”, “yo he vivido esto”.

Un documentalismo instantáneo, recuerdos caprichosos y banales, protagonismos personales y cultos del ego frente al resto de los entornos más cercanos.

libertad fotografía

Una libertad dentro del mundo del arte que hasta que llegó la fotografía para todos era impensable de concebir. Un mundo que puede ser mostrado sin normas, sin corsés, sin arte… Porque la fotografía lo permite absolutamente todo, una libertad que invade el trabajo personal de cada uno y le permite volar en su imaginación, con su mirada y en un mundo que ya no posa para nadie, sino que se capta en su movimiento natural.

Cámara de fotos, móviles que captan la instantaneidad y la publican a miles de kilómetros de distancia en miles y  miles de redes conectadas entre si.

libertad fotografía

Instantáneas que transmiten el comportamiento humano, la alegría, la diversión, las penas y las emociones, la vida… la magia de la fotografía que invade al ser humano y descubre todo su poder en cada captura que realiza, bien de una manera vulgar e intranscendente, pero llena de vida y complicidad.

La fotografía como medio de expresión y de creación tiene el poder de comunicarnos entre nosotros desde nuestra inconsciencia más real y atractiva y nos enseña el mundo en un instante, porque quizá, el siguiente instante desvirtúa el anterior.

libertad fotografía

Aprovechemos la libertad que nos ofrece la fotografía y tengamos la suficiente paciencia para empezar a tomar conciencia de todo lo que estamos haciendo con ella.

Es cierto que la imagen ha revolucionado el mundo en su globalidad, que no se entiende la comunicación sin las imágenes, pero dentro del mundo inconsciente… siempre es posible pararnos a reflexionar y utilizar esta fantástica herramienta para poder expresar desde dentro aquello que queremos. Que las conversaciones de bar con los amigos se puedan traducir en imágenes y que seamos capaces de crearlas nosotros con el medio que sea, pero con la idea de comunicar y transmitir algo importante para cada uno de nosotros.

La libertad es algo maravilloso que nos permite expresarnos desde el corazón y también desde la mente y esa elección es algo que la libertad nos concede de manera particular a cada uno de nosotros.

libertad fotografía

Buenas fotos para esta semana fantástica que comienza.

Siempre hay una buena fotografía

Siempre hay una buena fotografía

Cuando paseamos por la ciudad o por la naturaleza siempre hay una fotografía que podemos llevarnos a casa.

Las buenas fotografías son aquellas que nos gustan a nosotros, a nadie más. Es cierto que existen fotógrafos que hacen fotos preciosas y que aplican técnicas increíbles para sacar una imagen perfecta, pero esa no es nuestra.

Buena foto

Nuestras fotos tienen que ver con nosotros, con nuestra manera de ver la vida, de ver las cosas que nos rodean, con nuestros gustos o la ausencia de ellos, con nuestro nivel de evolución en la fotografía…

Con tantas y tantas variables que decir si una foto es buena, bonita o elegante sólo pasa por nuestro propio filtro.

Buena foto

La vida nos ofrece distintas maneras de mirarla y ahí estamos nosotros para llevarnos un trocito de ella y que nos refleje aquello que sentimos, somos o estamos… un espejo de estados de ánimo o simplemente unos momentos de reflexión y práctica fotográfica.

Buena foto

Hay detalles que nos podemos llevar a casa, situaciones que podemos modificar simplemente cambiando el punto de vista moviéndonos unos pasos a un lado. Podemos convertir unas horas de sol en un contraluz de escándalo o mil maneras de ver la vida en función de lo que cada uno quiere ver en cada momento.

Buena foto

Reflejos en el agua o hacer del agua un espejo, resaltar un color o una textura o incorporar una textura en una fotografía, proporcionar los tamaños con referencias conocidas o desestructurar una imagen para que parezca de otro planeta.

Buena foto

El que hace la fotografía siempre es uno mismo, nunca una cámara, un móvil o una lata de refresco… y siempre dice mucho de nosotros, algo que, sin duda, hay que aprender a ver también.

Buena foto

Y es importante que nos demos cuenta que hay imágenes que nos lo muestran todo, tomadas con grandes angulares y también hay detalles minúsculos tomados con objetivos macro que hacen que la vida pase del infinito al cero y viceversa, ese juego emocional en el que vivimos los seres humanos y que se refleja en cada imagen que tomamos.

Buena foto

Hoy os invitamos a hacer fotografías que hablen de nosotros, esas buenas fotografías que nos van a seguir enseñando el camino que cada uno tomamos en la vida.

Todas las fotografías son buenas fotografías porque sirven para algo. Unas para admirar la belleza de lo que somos capaces de ver, otras para enseñarnos que nos tenemos que fijar en cosas importantes, otras para valorar el trabajo de otros…

Tantas y tantas otras que necesitamos una vida entera para hacer fotografías… y este es un buen momento para empezar…

Play Video