El equipo de Manolo Martín

 

A lo largo de todo el año y, especialmente, en los últimos meses hasta el mes de marzo, hemos estado entrando y saliendo del Taller de Manolo Martín día si y día también.

 

Cada día era distinto, aunque parecían todos iguales. Hacíamos el seguimiento de las fallas que en el taller se estaban construyendo. Una, la Falla Corona y la otra, la Falla Norte, tanto la infantil como la grande.

 

Las fotografías se almacenaban en nuestros ordenadores y no les prestábamos una especial atención porque sabíamos que era un proceso largo y que un determinado día nos sentaríamos a ver el resultado de todo el trabajo.

 

Viendo las fotos ese día, que por supuesto, llegó y también pasó, pudimos ver la cantidad de belleza que habíamos retratado en todo este tiempo acudiendo al Taller de Manolo Martín casi cada día.

 

Pero esa belleza no residía en la plasticidad de los decorados de las fallas, ni siquiera en los distintos personajes que las decoraban y les daban sentido. La belleza residía en las manos, las miradas y los gestos de todos aquellos que día tras día nos saludaban mientras trabajaban y pasábamos por ahí haciendo fotos, molestando, preguntando, pidiendo, etc.

 

MMTEAM:

Hoy queremos agradecer a todas esa personas, a todos esos trabajadores y trabajadoras de El taller de Manolo Martín que han formado parte de su equipo hasta el último día de fallas.

Un equipo al que le dedicamos este vídeo que podéis ver aquí:

 

 

Hemos encontrado profesionalidad, amabilidad, risas y sonrisas, trabajo, mucho trabajo, ayuda y solidaridad, cercanía y complicidad, pero sobre todo, hemos encontrado a las personas, esas que hemos inmortalizado en unas cuantas imágenes recogidas en este pequeño audiovisual.

 

Y como de personas se trata la vida, queremos agradecer personalmente a todos y cada uno de los componentes de ese MMTEAM:

 

A Agustín Sanchez, con el que quizá hemos pasado algo más de tiempo, a Ángel Fernández y Pepe Torró, incansables y cotidianos, a Óscar Hilario ¡qué decir!, y de Sonia Sánchez que nos ha cuidado en cada momento, a Sergio Torres y también a Víctor Díaz, que después de enviarle las fotos todavía no las ha descargado… y por supuesto, le caducaron, y no nos olvidaremos de Juan Luis Casas, que se emociona con nada…

 

Un agradecimiento especial a Mónica Carot, Gara Basilio, Elena Soria y Salva Aguilella, alumnas del curso de Artistas Falleros en la ciudad fallera que con Claudia Casas, hija de Juan Luis, han ofrecido un apoyo y una ilusión propia de cualquier profesional.

 

Recordamos especialmente a todos los que han ayudado también en otros momentos menos cotidianos como David Navarro que ha estado pendiente de los cálculos de estructuras, a Toni Sánchez y Rafa Sánchez que han estado trasladando los volúmenes a sus lugares definitivos y, por supuesto, al jefe de la banda, mi amigo Manolo Martín, Manol.

 

Quizá los que aparezcan en el vídeo no son todos los que están, quizá no todos se sienten bien tratados, quizá crean que no han tenido la suficiente importancia, pero las imágenes no se han hecho a propósito, sino que han sido consecuencia de casualidades, de momentos especiales, de trocitos de fotografías, de gestos perdidos… pero sobre todo son el resultado del cariño y el amor que reciben de sus familias cada uno de los miembros del MMTEAM, que sin ellos, y ninguno sale en el vídeo, no hubiera sido posible este audiovisual.

 

Muchas gracias a todos, de corazón.

 

Baúl de fotos.