Recuerdo alguna época en mi evolución personal como aficionado a la fotografía en la que eso de disfrutar no era exactamente así. Me gustaba la fotografía, pero pasaba un calvario cuando veía que algo no salía como yo quería, como lo que había visto de otros o porque no lograba esas imágenes que yo me imaginaba que podrían existir.

En algún momento ha sido la falta de dominio de la técnica, de la cámara lo que me ha impedido hacer fotos que se parecieran a alguna que había visto y pensado, en otras, ha sido la falta de formación en conceptos fotográficos clave para poder seguir evolucionando. Y sí, en otras ha sido la falta de saber cómo retocar una fotografía en condiciones, trabajar bien el blanco y negro o superar, en otros casos, mis propios prejuicios sobre mí mismo…

Es absurdo pensar que no soy capaz, pero he descubierto, a raíz de trabajar este pensamiento, que ir de aprendiz por la vida es muy interesante.

Mirar cada cosa como si fuera nueva te abre un mundo de posibilidades increíbles que hablan mucho de uno mismo.

disfrutar la fotografía

Y especialmente, hay que darse cuenta que todos tenemos una evolución y ésta hay que vivirla y saberla entender. Todo este mundo, y el de la fotografía no iba a ser menos, requiere de tiempo, paciencia, formación, experiencia, ganas, valentía y disfrute, mucho disfrute.

 

Saber dónde estas y las cosas que puedes hacer es muy importante. Ubicarte en los lugares, con las personas y las herramientas a tu alcance va a ayudarnos a disfrutar de lo que estamos haciendo.

 

Ir de viaje fotográfico a las Islas Feroe, Islandia o Escocia con fotógrafos muy experimentados y con objetivos muy concretos, puede llevarte a querer correr demasiado en algunos momentos. Todo va llegando en la evolución de la fotografía, tanto en conocimientos y experiencia, así como en equipo necesario, porque si fuera fácil, todos estaríamos publicando en las mejores revistas impresas del mundo.

 

 

Nuestro consejo:

Nuestro consejo es darle tiempo al tiempo. Querer avanzar es loable y natural en el aprendizaje, pero hay que saber reposar todo lo que vamos aprendiendo.

disfrutar la fotografía

La medida de la evolución van a ser las fotos que vas haciendo y lo que vayas sintiendo de aquello que vas construyendo paso a paso, foto a foto… y otra medida será con el tipo de compañeros fotógrafos con los que te vas relacionando.

disfrutar la fotografía

 

disfrutar fotografía

Es fundamental poder aprender de las personas que saben, que han tenido un proceso evolutivo mayor y te pueden aportar la experiencia y el conocimiento que necesitas en cada momento.

Lo mismo que uno tiene que hacer con otros que van llegando de otros espacios por donde cada uno ya ha pasado.

 

Lo más importante…

 

…es saber que las fotos no son lo importante, lo importante es pasarlo bien, disfrutar y si además hacemos fotos que nos gustan, eso es ¡genial!

Y vendrá el día en que nos gustará compartir nuestras fotos con otros y comentarlas alrededor de una buena mesa entre miradas y risas…

Play Video