Los Mallos de Riglos

Los Mallos de Riglos

Éste verano hemos estado visitando algunas zonas de nuestra geografía y una de ella nos ha llamado mucho la atención por varios motivos. El primero de ellos por la espectacularidad del paisaje, después por la paz y el silencio que se disfruta en el entorno y finalmente por la posibilidad de fotografiar aves rapaces en sus paredes de residencia en sus continuos vuelos por la zona.

Los mallos son unas formaciones rocosas de piedras calizas de la etapa terciaria y que  fruto de la erosión de los elementos formaron unas pareces espectaculares, de color rojizo. La existencia de hierro y arcillas hacen posible unas imágenes como las que os enseñamos a continuación.

 

Tenemos el Puro, el Mallo Pisón, el Mallo Visera y el Mallo Firé los constitutivos de los Mallos de Riglos.

En un pueblo cercano a Riglos, Agüero, existen otros mallos de la misma naturaleza pero de diferentes formas que, de alguna manera, enriquecen la diversidad de la zona y ofrece otras posibilidades.

Esos parajes, junto al rio Gállego, nos permiten disfrutar de la naturaleza en estado puro, de grandes paseos junto a los mallos, de descensos por el rio y de escaladas vertiginosas a cualquiera de las paredes existentes.

Finalmente, nidos de aves rapaces, como los buitres, quebrantahuesos, alimoches, cuervos… nos permiten disfrutar de paisajes y lugares muy especiales y donde la observación de otras especies de la naturaleza nos reporta sensaciones y enseñanzas difíciles de olvidar.

En definitiva, buscar espacios para fotografiar y hacer lo que más nos gusta siempre nos sorprende y nos enseña cosas nuevas para el día a día que luego vamos a vivir.

Esperamos que os gusten las fotos y pronto nos vemos ya trabajando en cualquier sitio a lo largo del año.

Fotografía culturalmente divertida

Fotografía culturalmente divertida

A medida que hago más y más fotografías me doy cuenta de lo increíble que puede llegar a ser poder descubrir la diversión que supone mirar, elegir y disparar el botón de la cámara.

las medulas

El tiempo desaparece, y lo culturalmente enriquecedor como los espacios, aparecen mostrando un mundo, que de alguna manera, se co-crea con nuestra presencia en los mismos.

Lugares que adquieren vida a través de nuestra presencia en los mismos, de los que nos enriquecemos y compartimos lo vivido en ellos en cualquier momento del tiempo.

las medulas

Si a esto le podemos añadir un componente, que para mí es esencial, como es disfrutarlo y compartirlo con amigos, entonces, la vida se convierte en un absoluto disfrute culturalmente divertido y apasionante.

las medulas

Porque las cosas en la vida, no son ni dónde, ni cómo, ni cuándo, que también, sino con quién… Y eso es algo que quizá tardé demasiado tiempo en aprender, ese tiempo que desaparece cuando estás haciendo aquello que realmente te apasiona… upss!!!

las medulas

Y entonces, la fotografía ocupa el lugar exacto en la vida de las personas.

Ya no buscas la fotografía increíble, con esos colores espectaculares y en esos momentos únicos (tipo National Geographic) sino que aceptas tu propia condición y nivel de fotógrafo y empiezas a disfrutar de lo que haces… Y es en ese mismo instante cuando has alcanzado el mayor éxito en la fotografía…

las medulas

Ya, ya, quizá esto suena a excusa o a mediocridad o quizá también a una resignación fruto de la envidia de ver otras fotografías increíbles de los mismos lugares en los que tú has estado… ¡quizá!

las medulas

Pero lo único que puedo decir, de unos días que he pasado en un espacio que se llama Las Médulas (provincia de León) con unos amigos, es que han convertido ese espacio en algo importante en mi vida, que me ha hecho sentir bien, donde he disfrutado, reído, andado, recorrido, sentido y respirado…

las medulas

Y aquí os dejamos unas fotografías de las que tomamos en esos días y que formarán parte de nosotros como lo formaron de aquellos romanos que trabajaron recibiendo aquel oro que la tierra les regalaba…

las medulas

 

La magia está en algunos lugares

La magia está en algunos lugares

En el diccionario podemos encontrar una definición de magia como el encanto, el hechizo o el atractivo de alguien o también de algo.

Eso es exactamente lo que hemos encontrado estos días en un lugar de la mancha de cuyo nombre quiero acordarme siempre y se llama Brihuega.

Brihuega

Una villa de origen medieval que conserva su historia y que crece a ritmo de los tiempos actuales convirtiéndose, en la actualidad, en el jardín de la Alcarria, en plena provincia de Guadalajara.

Brihuega

La tierra de la lavanda, el jardín de los pueblos de Don Camilo en su viaje por la Alcarria, paisajes de Espliego cuyos campos ocupan más de mil hectáreas con una atractivo turístico súper importante.

Brihuega

Durante el mes de Julio, cuando la lavanda florece, se produce toda una serie de percepciones para los sentidos que son espectaculares.

El color de los campos con ese morado-violeta intenso acompañado de los verdes de los tallos en plena seducción sin control. Ese aroma que te embriaga desde el primer momento y que varía sus intensidades a mediada que te alejas o te acercas a los campos. El sonido de las abejas libando a millones por cada uno de las ramas de lavanda…

Brihuega

Brihuega

Y cómo no, las personas que visitamos el lugar, vestidos de blanco para darle ese toque, realmente impresionante, a cada uno de los campos.

Brihuega

El pueblo de Brihuega realiza toda una serie de actividades a lo largo del todo el mes de julio, incluyendo conciertos de música en medio de los campos.

En esta ocasión el próximo día 19 actuará Luz Casal y el día 20 Ketama, junto a diferentes presentaciones de libros, visitas guiadas a los campos de lavanda, vuelos en globo y en parapente, música en la calle o en los diferentes castillos o iglesias de la villa.

Brihuega

Brihuega

Y por supuesto, para nosotros, los que nos gusta la fotografía tenemos un paraíso del que es imposible salir sin hacer buenas fotos.

Es imposible no hacer una foto que no te guste, los colores se potencian, los amarillos del trigo en plena siega, el verde de los árboles en medio de los campos violetas de la lavanda, el azul del cielo tan limpio y brillante… y esa noche donde las estrellas se pelean por brillar.

Todo un lujo para cualquiera que le guste la fotografía de naturaleza e incluso para aquellos que todavía no se atreven a comprarse una pequeña cámara para inmortalizar los momentos mas importantes de la vida.

Esos momentos llenos de magia y de expresión, donde la madre naturaleza nos muestra con toda su sencillez la belleza que es capaz de crear para que todos los que nos acercamos a Brihuega podamos disfrutar de ella.

Y la Provenza esta genial, pero Brihuega te va a encantar…

Brihuega

A veces me pasa…

A veces me pasa…

Pasar una tarde, un día entero o unos días de relax haciendo fotografías de lugares que previamente me han llamado la atención es algo que me gusta hacer siempre que puedo.

A veces me pasa

Llegar a casa, descargar las fotografías y ponerme a verlas y editarlas es algo que sucede prácticamente de manera simultanea porque la ilusión de ver lo que he hecho me resulta atractivo e inquietante.

A veces me pasa

Después, lo que sucede es siempre lo mismo. Quizá debería poder hablar en pasado, pero es algo que en ocasiones todavía me sucede, y por otra parte, siento que existen personas a las que les pasa algo parecido con las fotografías.

Nunca conseguimos enseñar la fotografías que hacemos, y si lo hacemos contamos una historia de indios y vaqueros para despistar la verdadera atención en la fotografía.

A veces me pasa

Estoy convencido que no sólo me sucede esto a mi. Superarlo tiene sus ventajas, pero tiene algún coste que se abona con generosidad.

Auto boicotearnos es algo tan normal en nuestras vidas que quizá con la fotografía hacemos lo mismo.

A mi, pensar que hay otras personas mucho más capacitadas que yo para esto, y que hacen fotos verdaderamente extraordinarias me para mucho a la hora de poder enseñar las imágenes que capto de la naturaleza.

A veces me pasa

Y a veces me pasa que puedo sentir vergüenza de enseñar imágenes que yo considero vulgares, normalitas o simplemente sencillas.

A veces me pasa

Lo cierto es que, después de trabajarme esta historia, he podido darme cuenta que podemos tomarnos la vida minusvalorando nuestros propios acontecimientos o darle a la vida un sentido de oportunidad, descubriendo aquello que se nos ofrece.

Y como en la fotografía, según donde ponemos el foco, según donde ponemos la mirada, estaremos facilitando que suceda una u otra clase de cosas.

A veces me pasa

La fotografía es una herramienta más para conseguir en la vida aquello que algunos llaman éxito y que no es más que poder hacer lo que a uno le gusta.

No se trata de llegar a lo más alto, ni de hacer lo que todo el mundo espera de ti, ni siquiera, hacer las cosas mejor que nadie.

Se trata de hacer lo que a uno le gusta y disfrutar de ello al máximo. No hay mayor éxito en la vida.

A veces me pasa

Si nos gusta hacer fotografías, hagamos fotografías, publiquémoslas, enseñémoslas y contemos nuestra experiencia haciéndolas, la que quiera que sea, la nuestra. 

Y compartamos nuestras vivencias con otros, sin complejos, sin juicios, sin limitaciones…

A veces me pasa

Confiemos en lo que hacemos, en cómo lo hacemos y en el momento evolutivo en el que estamos.

Y vivamos siempre sabiendo que cada día es una perfecta oportunidad para convertirnos en verdaderos artistas de nuestra vida a través de la imagen, de la imaginación y con la fotografía de muleta…

Una esplendida puesta de sol en mi cámara

Una esplendida puesta de sol en mi cámara

A partir de estos días, salir a pasear a última hora a ver el atardecer es una muy buena opción con el buen tiempo.

El sol se va escondiendo más tarde y esto nos permitirá tener el tiempo suficiente para poder inmortalizar uno de los momentos más bellos de toda la jornada.

Puesta de sol

El momento en el que se esconde el sol y unos minutos antes y después, se despliegan unas paletas de colores por el cielo con sus consiguientes reflejos que nos dejan, en la mayoría de los casos, boquiabiertos observando tal maravilla de la naturaleza.

Colores amarillos, anaranjados, rojos, rosas y hasta violetas, al rato de la puesta del sol, pueden impregnar nuestras cámaras de imágenes inigualables de las que podremos disfrutar de por vida.

Puesta de sol

Para hacer una bonita foto de atardecer:

Es necesario que elijamos un lugar especial, donde lo que rodea a la puesta de sol sea de nuestro agrado.

Puesta de sol

Puede ser una montaña que nos gusta mucho, un lago, el mar o cualquier hito que consideremos que vale la pena fotografiar con los reflejos o con la iluminación de los colores anaranjados de esas horas de la tarde.

Puesta de sol

Si llegas con tiempo al lugar y piensas lo que quieres hacer va a ser mucho mas fácil realizar la toma que pretendes.

Lo lógico es que a medida que avanza la tarde la luz vaya escaseando y a la hora de la puesta del sol la intensidad de la luz precise de un apoyo de un trípode para realizar fotografías con exposiciones algo más largas de lo normal.

Puesta de sol

Es muy fácil realizar fotografías de puestas de sol y que el sol salga blanco y el resto oscuro, los rangos dinámicos a esas horas son enormes y los contrastes entre los claros y los oscuros comienzan a ser muy significativos.

Puesta de sol

Si tuvieras la posibilidad de utilizar filtros que nos limitaran la potencia del sol frente al resto de la escena serían de gran utilidad.

En caso de que no tengamos esa posibilidad es interesante poder ajustar y equilibrar la presencia de los colores, que en una puesta es lo más importante, y poder jugar con las texturas, los hitos, las personas o los elementos que podamos encontrar y poder incluir en la misma imagen.

Puesta de sol

Otras opciones, muy significativas, no es fotografiar la puesta de sol, sino lo que el sol ilumina en esos momentos.

La luz cambia por completo y se vuelve diferente a lo que ha sucedido a lo largo del día. Se juntan los destellos de la iluminación de la luz anaranjada, oblicua, con las sombras que se producen en los fondos.

Aprovechar esa luz puede convertir una fotografía en cinco minutos y pasar de una postal a un verdadero cuadro de Sorolla.

Puesta de sol

Es importante en este tipo de imágenes cuidar la composición de la misma, jugar con el horizonte, el sol y los elementos que queramos incorporar… y si vemos reflejos o sombras o texturas interesantes no dudemos en incluirlas en la fotografía.

Una puesta de sol con las nubes y el sol reflejados en el agua puede resultar muy atractivo y una imagen muy potente.

Puesta de sol

Y no nos olvidemos que el factor humano en nuestras fotografías siempre añade un plus especial y los contraluces, las siluetas que podemos obtener nos pueden dar muchas satisfacciones.

Puesta de sol

Así que como lo mejor para aprender es ir a probar, estos días tenemos muchos atardeceres por delante para disfrutar y estudiar la luz y sus cambios por minutos… Vais a disfrutar tanto, que igual hasta os lleváis una cervecitas para pasar el rato hasta que se os haga de noche.

Primavera, un buen momento para salir al campo a fotografiar la naturaleza

Primavera, un buen momento para salir al campo a fotografiar la naturaleza

La fuerza de la vida en primavera es tal, que todo se viste de color y de alegría.

Los campos se visten de verdes colores y adornan sus ropajes con espléndidos fondos de margaritas, amapolas, lirios o cualquier otra flor que surja a su alrededor.

primavera es un buen momento para fotografiar

Es un momento muy especial para salir al campo

La temperatura es lo suficientemente agradable como para poder perderse horas y horas mirando por el objetivo de nuestra cámara todo aquello que empieza a nacer. Aquello que se convertirá en un elemento o sujeto digno de inmortalizar y llevarnos a casa encerrado en nuestra cámara de fotografiar.

primavera es un buen momento para fotografiar

primavera es un buen momento para fotografiar

Existen diferentes técnicas para fotografiar la naturaleza en primavera.

Siempre se ha dicho que los grandes angulares nos muestran el punto de vista más impresionante. Pero hay que tener en cuenta que el pequeño detalle también cuenta, la hormiga paseando por la hoja de una amapola, una abeja buscando libar cualquier otra flor, el viento moviendo las ramas… 

primavera es un buen momento para fotografiar

Así el macro en primavera cobra un relieve espectacular…

primavera es un buen momento para fotografiar

Y qué decir tiene si buscamos elementos que puedan enriquecer nuestros encuadres u objetivos, cuyos desenfoques, por la cantidad de apertura que nos permiten, pueden llegar a mostrar verdaderas escenas de misterio y magia.

primavera es un buen momento para fotografiar

Podemos jugar con los contraluces a la hora del atardecer o con las sombras en los momentos más álgidos del día.

Podemos buscar diferentes puntos de vista, desde el suelo o más cerca del suelo hasta la vista cenital más asombrosa que hayamos podido encontrar.

primavera es un buen momento para fotografiar

Existen texturas que nos llenarán el encuadre de grandes efectos visuales, hojas, ramas, césped, corteza de los árboles con ramas naciendo…

En definitiva un paraíso de posibilidades que pueden entretenernos todo un fin de semana sin tener que pensar qué ropa me pongo, qué tengo que hacer para trabajar mejor o cómo conseguir ganar más dinero en los próximos meses…

primavera es un buen momento para fotografiar

Podemos dejar la mente tranquila y disfrutar de las vistas, tratando de captar todo aquello que nos llama la atención y que nos conecta con nosotros mismos en esa circunstancia de estar enredado en la naturaleza con una cámara de fotos entre las manos…

primavera es un buen momento para fotografiar

Al final de este tiempo nos vamos a llevar a casa unas instantáneas que nos van a recordar un tiempo especial que hemos pasado con nosotros mismos.

primavera es un buen momento para fotografiar

Sin ninguna preocupación más que la de ir paseando y observando el mundo en el que vivimos y de vez en cuando, apretar el clic de la cámara para que luego, en nuestra casa, podamos recordar todo aquello que hemos disfrutado, olido, tocado y admirado al natural en cualquier parte de esa naturaleza que existe ahí, cerca de cada uno de nosotros.

Play Video