Taller de Apicultura Medio-Ambiental

Taller de Apicultura Medio-Ambiental

El pasado domingo estuvimos en el Parc Natural Serra de Mariola, en la finca Buixcarró, de la Fundación Victoria Laporta Carbonell. Allí estuvimos haciendo un taller de Apicultura Medio-Ambiental con Salvador Andrés, gerente de ASAF y CEO de www.abejasilvestre.es.

Desde el primer momento, contamos con la presencia y guía de Vicent Ferri, biólogo encargado de la gestión de la finca que nos enseñó el excelente trabajo que se está desarrollando para que las condiciones medio ambientales y de biodiversidad de la zona generen importantes beneficios a todas las especies, que habitan en la finca.

lq8a9055 lq8a9094 lq8a9110

El taller fue una de esas clases magistrales que un enamorado y apasionado de las abejas puede ofrecer. Como consecuencia esa inquietud, amor, pasión y respeto por la abeja silvestre y su modus vivendi se trasladó a todos los que participamos con enorme interés.

lq8a9126 lq8a9128 lq8a9139 lq8a9162 lq8a9146 lq8a9164

Visitamos dos estaciones polinizadoras y descubrimos el valor y la importancia de las abejas en todos nuestros ecosistemas, especialmente en la reproducción de zonas dañadas por incendios forestales como el ocurrido en Javea hace pocas semanas.

lq8a9201 lq8a9205 lq8a9217 lq8a9234 lq8a9256 lq8a9266 lq8a9268 lq8a9272

Lejos de trabajar con las abejas de manera industrial, Salvador respeta los ciclos y los tiempos de estas incansables trabajadoras y posibilita que los enjambres tengan las condiciones más parecidas a cuando podían hacerlos en árboles de troncos gruesos y enormes.

lq8a9315 lq8a9338 lq8a9389 lq8a9404lq8a9289 lq8a9292 lq8a9293 lq8a9329 lq8a9349

Visitar www.abejasilvestre.es conocer cómo funcionan y colaborar con ellos en cualquier actividad es algo que cualquier ser humano se sentiría orgulloso y si además podemos aprender algo de ese espíritu de las colmenas, donde habitan esas abejas que no son mandadas por nadie, ni nadie asume el poder de las decisiones y trabajan en equipo de manera magistral, pues mejor que mejor.

lq8a9409

Entrevista a Pep Ricart

Entrevista a Pep Ricart

Hurgando por las callejuelas de google encontramos a un personaje de apariencia sencilla, campechano, como decimos por aquí, y de sonrisa fácil y amplia. Pep Ricart aparece por los recovecos de las autopistas de la información como sin querer, sin hacer demasiado ruido pero con una presencia inconfundible.

Nos sorprende leer su curriculum porque no sé cómo se pueden hacer tantas cosas en tan poco tiempo y, en un mercado tan difícil como el del entretenimiento humano, donde parece que todo el mundo puede tener presencia, sea lo que sea.

Beterano de nacimiento en la década de los 60 es actor de teatro, cine y televisión, así como director de escena y músico por convicción. Lo vemos a lo lejos y lo identificamos perfectamente, esa sonrisa es inconfundible. Estamos en Alboraya, delante de l´Escola de música UTEM, rodeado de alumnos que ataviados de delantales y camisetas se rebozan entre chocolate, por el suelo, como croquetas en una sartén de aceite.

LQ8A7131

LQ8A7139

Invisibles, los niños del tiempo es la obra que dirige Pep para celebrar el 10º aniversario del nacimiento de UTEM y que se va a representar los próximos días 28 y 29 de mayo en el Espai La Rambleta. Una obra que por si misma ha llamado a Pep Ricart para que se haga cargo de ella; ningún otro ser humano tendría las capacidades necesarias para llevar a cabo esta obra de manera tan profesional. Se han dado una serie de factores que han confluido en el tiempo y en el espacio, como es mi amistad con Begoña Tena, la autora del libreto, el conocimiento de hace pocos años de Luis Serrano, compositor de la música y que trabajamos juntos cuando él dirigía la banda de Bétera, con Cristina Fernández, coreógrafa del espectáculo y con el actor que hará el personaje de El Industrial que es Manolo Maestro. Todo ello ha confluido gracias al esfuerzo y la generosidad de Mar y de Esther, codirectoras de l´Escola de música UTEM, y sí, parecería que esta obra estaba ahí esperando a que nos atreviéramos a hacerla.

Si Pep comenzó en el mundo de la interpretación en pequeños cortos donde la ilusión y las ganas estaban en niveles superlativos, la obra Invisibles, donde hay alrededor de cien niños, con unas ganas y una ilusión increíbles podría estar llevando a su director a aquellos inicios. En algunos momentos si que lo he pensado; empecé a hacer cosas a nivel teatral mas tarde que muchos de los niños que trabajan aquí, porque aquí hay niños de seis años y menos…, lo que sí que me está aportando este trabajo es que me está devolviendo a los orígenes de mi deseo de ser actor y de lo que siempre te dicen cuando empiezas a trabajar en esto de la interpretación, tienes que jugar, tienes que disfrutar y jugar con el texto, con la música, con las palabras, con la interpretación… y en esto no hay mejores maestros que los niños que están siempre jugando… estoy volviendo a recuperar ese deseo de interpretar a la vez que de jugar.

PepRicart4

Aquí ya se nos quiebra la voz y se rompe el esquema de una entrevista totalmente estructurada. Nos damos cuenta del error que hemos cometido al creernos adultos haciendo una entrevista sin contemplar el factor del juego. Pep nos ha desarmado con estos conceptos de recuperar el deseo y de que ahora toca jugar y disfrutar. Estoy aprendiendo en este montaje y mucho más que todos estos niños que están participando, ¡creo yo¡ y todos los que participamos en esta obra estamos enriqueciéndonos absolutamente, pensar en los movimientos escénicos, los personajes y trabajarlos con ellos es una experiencia, pero ver cómo los niños lo asimilan, lo asumen y lo trabajan desde el juego es indescriptible.

El problema, en ocasiones, es contrario al que te encuentras con un actor profesional que se le pide que juegue, aquí muchas veces hay que decir ¡paramos el juego un poco!

Alguien calificó una vez a Pep como un actor con corazón de músico y alma bailable a lo que ahora vemos que no le faltaba razón. No sé si en la música el concepto del juego se vive como lo vivimos en la interpretación, aunque lo he hablado con amigos músicos o actores músicos… Recuerdo una conversación muy interesante con Luis Tosar, estaba interviniendo en una película de protagonista en Barcelona y en uno de los descansos estaba un poco agobiado porque no acababa de encontrar el tono de la escena que en ese momento estábamos rodando. Me interesó saber qué es lo que sucedía y Luis me sorprendió diciendo que en un momento de su vida se había equivocado, que tuvo que elegir entre ser músico o actor, él tocaba en un grupo, cantaba, y ahora  lo sigue haciendo en plan más amateur. Me decidí por ser actor, me decía Luis, y creo que me equivoqué, porque un músico sale, sube al escenario, le da a la guitarra, y ya está, se lanza y ya no sufre más, pero en este trabajo de interpretar siempre estamos sufriendo y no hay manera de quitarse de encima esa tensión por hacerlo bien.

Yo tengo ese corazón porque me gusta la música, me interesa mucho, soy un gran melómano de alguna manera, y me gusta hacer cositas a nivel amateur y después, me ponen un sitio para bailar, y eso que bailo fatal, y me desato, bailar me libera y me gusta mucho.

 LQ8A7134

En este momento nos damos cuenta que Invisibles, los niños del tiempo no puede ser cualquier cosa. Sentimos que Invisibles tiene algo tan especial que es capaz de atrapar en el tiempo a una persona tan interesante como Pep y algo que atrae de esa manera debe tener un gran componente mágico. Me atrajo el convencimiento que percibí en Mar y en Esther de que este era un proyecto que se podía llevar adelante en unas condiciones con muchos niños, con una música que teníamos que escribir… en eso confiaba plenamente en Luis, pero era un proceso en el que había que esperar a escribir la obra, componer la música, después cantarla, coreografiarla… pero las vi a ellas tan ilusionadas, tan convencidas, tan enamoradas de que una historia así se pudiera llevar adelante y vi también a Begoña Tena mientras escribía el texto, del que hablábamos y que la veía imbuida en esa historia que quería contar, la verdad es que no pude decir que no.

Además de ese entusiasmo que nos han mostrado Mar y Esther, y con el que nos han sabido atraer, también estaban las ganas de Luis, de Cristina, de Manolo, mías, por hacer cosas que estuviesen bien y uno no siempre encuentra cosas que están bien para hacer. A veces uno tiene que hacer trabajos profesionales y los hace, sin estar convencido de lo que hace. En el transcurso de esta obra dije a Mar y Esther que si a lo largo del camino surgía algo y me resultaba interesante, tendré que deciros que busquéis a otra persona para dirigirlo. En el camino me han aparecido cosas, no una sólo, más de una… y he tenido la tranquilidad de poder decir a esas cosas que no, que no eran tan interesantes como esta. Algunas de ellas están ahora mismo en cartelera de teatros en Valencia.

 LQ8A7174

Escuchando a Pep nos asalta la duda que tanto esfuerzo, tanta magia, tantísimo ensayo, un proyecto tan especial y tan atractivo para todos los que, de alguna manera, nos hemos relacionado con Invisibles, los niños del tiempo, de si dos días, 4 sesiones no son pocas para poder mostrar este espectáculo al mayor número posible de personas. Es cierto que puede quedar algo testimonial pero la dificultad de hacer más funciones de este proyecto está; primero en la disponibilidad del teatro al que vamos y segundo, en el hecho, de que en el teatro profesional, salvo el lunes, todos los demás hay función y esto no se puede plantear cuando tienes intérpretes que son niños porque entre semana tienen otras actividades, ir al colegio, estar con sus padres, tienen que jugar y esto no se puede convertir en trabajo para los niños.

A nosotros nos sigue dando pena que este espectáculo no lo puedan ver mis congéneres y vecinos de la ciudad… Yo tengo la esperanza de que este proyecto, no sé si en el mismo formato, si con tantos niños, o turno de niños en las diferentes escenas o cómo, pero eso lo vamos a estudiar y lo estamos hablando entre todos los miembros del equipo… pero se podría hacer en otras ocasiones y en otros teatros y no descarto que eso pueda llegar a ser.

 PepRicart2

Nos cambia un tanto la cara sabiendo de esta posibilidad y nos ilusionamos. Y nos surge hablar sobre la música, lo que transmite al ser humano, los estados de ánimo… pensamos que la música es el alma del mundo, lo que le da color a la vida, que el mundo empezó gracias a una música que algunos llaman Big Band y que ahí cabemos todos. Trabajar con niños que cantan, con personas que viven en una Escuela de música como es UTEM… te tiene que influir como persona aún sin querer… Este es un aspecto que me acerca a mi parte de niño, a mi parte de ser humano porque también considero que la música está en el origen… Hace un tiempo estaba girando un monólogo que se llama Koktel Molotov, con textos muy diferentes, pero hay un momento del monólogo en el que hablo de que el ritmo del corazón de nuestra madre, antes de nacer, ese uno dos, ese fuerte débil, es el ritmo de la primera música que escuchamos en nuestra vida y es un ritmo que nunca nos va a abandonar, es por eso que las músicas con esos ritmos de 3×4, 2×2 son tan bailables, nos hacen entrar rápidamente… fuerte débil, fuerte débil, fuerte débil… ¡vamos!¡vamos!… como algo muy primigenio… Entonces cuando entro aquí me dejo arrastrar un poco por eso, por el corazón… que va haciendo pam pam pam pam…. La verdad es que desde el primer día que entré aquí me sentí muy a gusto, muy bien y las músicas que he escuchado, cuando los niños cantan….no sé. Ayer nos cantaron una de las últimas canciones del espectáculo, sólo el coro porque todavía no está montada la coreografía… Begoña, Manolo y yo estábamos llorando y vinieron los niños a preguntarnos ¿qué os pasa?… Estamos llorando de la emoción de veros cantar… La música tiene eso!!!

Menos mal que no somos los únicos que no podemos grabar porque nos emocionamos cuando los niños empiezan a cantar. Se empañan los objetivos de las cámaras. Quizá pensábamos que éramos un poco llorones y facilones, pero vemos que es algo normal por estos espacios musicales e interpretativos… y ante eso creemos que no seríamos incapaces de controlar, tanta emoción, tanta implicación, tanta fuerza congregada en un escenario… El control no sé muy bien cómo lo hago, creo que es algo instintivo basado en la experiencia de haber dirigido otras cosas, trato de aplicar las estrategias, las maneras de dirigirme a los intérpretes que he utilizado. Al trabajar con niños, enseguida me di cuenta que no valían las mismas estrategias, porque son niños y no les puedo pedir lo mismo que a un actor adulto, lo mismo que le pido a Begoña Tena cuando está trabajando como actriz o a Manolo Maestro. Mi dificultad es esa, cómo y de qué manera me dirijo a ellos, de qué manera trato de explicarles una situación, una manera de interpretar, una posibilidad de moverse en el espacio… Mi estrategia, y creo que es la que me funciona en la mayoría de las veces, es la de la risa, la diversión, el que me ponga yo mismo en escena y les pida a ellos que miren la escena, como si yo fuera ellos, y entonces yo hago el payaso, bastante, haciendo lo que creo que deberían hacer ellos… Ellos se ríen, se divierten y es entonces cuando les pido eso, que me hagan reír, que me hagan divertirme a mí también… y responden muy bien.

LQ8A7165 

La verdad es que escuchando a Pep suena todo tan profesional, que parece que en lugar de una celebración de un Aniversario, estamos asistiendo al montaje de una súper producción. No sé muy bien dónde está la línea que separa la celebración de un aniversario de una escuela de música a esta producción. Fríamente, la línea estaría en el punto en el que, con los niños, y con los padres también, un trabajo de interpretación actoral cuando ellos, en realidad, es que vienen aquí, a la escuela, a aprender música. Por tanto, todo lo que nos acerquemos desde el campo de la música, de lo que ellos tienen trabajado aquí al campo de la interpretación profesional es nuestro camino y nos quedamos, en que a pesar de que todos son diferentes, en un futuro alguien puede descubrir facultades interpretativas para ser un actor profesional y otro no tanto, pero yo ya no juzgo eso.

 Ver a Pep tan tranquilo, con la historia que tiene entre las manos, nos alucina y nos ayuda para tomarnos la vida con algo más de paz y relax. Quizá el lugar donde uno vive influye en la manera de comportarse y en, este caso, Campanar, que es donde vive Pep debe estar apoyando también este espectáculo. Es un barrio familiar, un barrio de antiguo, con casitas pequeñas, pero especialmente, lo que he encontrado en este barrio que no he encontrado en otros lugares de la ciudad, es que tiene una tranquilidad absoluta, al menos donde vivo. Puedo estar en mi casa en un silencio prácticamente total, sin oír nada, ni coches que pasan por la calle… al principio, las primeras noches me despertaba por las noches porque no oía nada. Sus habitantes siguen teniendo esa manera de vivir de la huerta, de la tranquilidad… es un poble y la gente todavía dice…me voy a Valencia…

PepRicart3

No nos iríamos de aquí sin escuchar los motivos por los que Pep explicaría el por qué tenemos que ir a ver la obra invisibles, los niños del tiempo los próximos días 28 y 29 en La Rambleta y el personaje que le hubiera gustado interpretar. Les diría a los espectadores, niños, jóvenes que puedan venir que por favor estén muy atentos y sean muy críticos con lo que van a ver, porque eso nos ayudará a mejorar la obra en todos los sentidos y a los adultos que no dejen de leer entre líneas lo que cuenta esta obra. Existe un mensaje para reflexionar de una manera importante.

En esta obra, en principio, iba a hacer el personaje del industrial pero mis compromisos con otras tareas, que ya venían de antes,  me impedían realizarlo todo lo bien me que hubiera gustado hacerlo. Es un personaje que me hubiera gustado mucho hacer y de los que hay, ahora mismo, si hubiera sido más joven, me hubiera gustado hacer el personaje de obediente, que parece que es un personaje que lo único que tiene que hacer es obedecer, pero tiene su miga, a mí me gusta.

LQ8A7138

Lo que más nos gusta de nuestro trabajo es que podemos encontrar personas que vale la pena tener cerca en tu vida, compartir momentos únicos de intimidad y oír latir el corazón de músico al ritmo del un dos, fuerte débil, fuerte débil, fuerte débil….. gracias, gracias, gracias… Pep Ricart.

Entrevista a Mar y Esther de UTEM

Entrevista a Mar y Esther de UTEM

No sabría encontrar las palabras adecuadas para transmitir lo que siento delante de Mar y de Esther. Las miro y las vuelvo a mirar, sonríen. En mi interior resuenan, a golpe de timbal, dos sonatas de alguien, que en este momento no recuerdo quien las compuso, pero si escribo el nombre seguro que todo el mundo las conoce. Una se llama mi gran admiración y la otra se llama mi solemne reconocimiento.

Un pequeño quiebro, con inclinación del torso haciendo una reverencia adecuada y solemne, tal como ellas se merecen. Diez años no se cumplen todos los días. Diez años desde el nacimiento de un proyecto, UTEM, que con desparpajo y altanería se abrió camino en unos tiempos no demasiado fáciles.

Aquellas niñas, enamoradas de la música, estudiantes de la vida y con los recursos propios de la juventud comenzaron una singladura que, hoy en día, puede servir de ejemplo en las más prestigiosas escuelas de negocios de todo el territorio.

Si la humildad y la sencillez encarnaran en algún momento, tengo la seguridad, que su parecido con Mar y con Esther sería espectacular, quizá hablaríamos de una auténtica simbiosis…

LQ8A7174

Y para celebrar su décimo aniversario no se les ocurre otra cosa que producir un musical con todos los niños de las escuela y rodearse de los mejores profesionales para que ellas puedan cumplir el sueño que tuvieron una mañana de Julio de 2014… Invisibles, los niños de tiempo es el resultado del atrevimiento y de la irreverencia de planteamientos a una sociedad que enferma en sus valores fundamentales, según Mar y Esther se solucionarían cantando.

Todo empezó pintando, todas las ideas nos surgen pintando. En verano cerramos la escuela, nos ponemos ropa de faena y pintamos toda la escuela y mientras pintamos empezamos a darle vueltas a nuestra creatividad y surgen preguntas del tipo ¿… Y por qué noooooo?… pues claro que sí. A partir del momento en que tenemos claro lo que queremos, hablamos con Luis Serrano, un gran amigo nuestro y se dejó liar ( jajajajaja… me rio porque es super graciosa la cara de Esther)

No vamos a desvelar nada de la obra Invisibles, los niños del tiempo, porque hay que ir a verla los próximos días 28 y 29 de mayo en el Espai La Rambleta, pero sí podemos decir que el músculo de la obra son todos los niños de l´Escola de música UTEM, con los padres de los niños más pequeños incluidos y esto es lo que hace grandes a las personas, dejar el protagonismo a otros para que estos hablen por ellas. De hecho, el libreto está realizado adrede y a la medida de las edades y de la cantidad de alumnos que tenemos, que van desde los más pequeñitos que tienen un añito hasta los más mayores que tienen quince y la única condición que pusimos a la escritora fue que salieran todos, porque es una celebración de todos.

En un mundo tan competitivo, donde se busca destacar por encima del otro y de la manera que sea, Mar y Esther comienzan un proyecto haciendo protagonistas de su sueño a otros, a sus alumnos, a aquellos que comparten su tarea día a día y para mi eso es de una humildad y de una generosidad de todavía le da mucho más valor a la obra Invisibles.La vida tiene que ser de esta manera, la escuela UTEM  ha nacido así. UTEM son todos y cada uno de los niños que forman esta escuela y nosotras dos somos las que estamos organizando, pero contamos con todos.

LQ8A7179

Mar nos recuerda que uno de los principios de Willems, el autor del método de enseñanza que se aplica en la escuela de música, es que la música es para todos, todo el mundo tiene que tener acceso a la música, tenga cualidades o no las tenga y es un principio que siempre estará presente en nuestra vida y en nuestra escuela, la música es para todos y así lo hemos hecho nosotras. Una celebración de todos.

Ciertamente, estar con Mar y con Esther no es como ver el telediario, o leer los periódicos, donde encontramos seres humanos mintiendo, engañando, compitiendo… sino que es como encontrar aquello que todos deseamos, un lugar de paz, donde suena la música, con niños y padres que pululan alrededor con una sonrisa en la cara y donde se enseña desde la afectividad y el cariño hacia la música y hacia las personas. ¡Ojalá! Y esto sirviera para poner un granito de arena en la educación de todos estos niños, que son nuestro futuro. No nos olvidemos que lo importante de la educación es la vivencia, el ejemplo vivido. La vida se trata de vivirla y nosotras intentamos que a través de la música, que es un lenguaje, todo sea vivido y experimentado, sin papeles, sin grandes teorías, sin grandes elucubraciones intelectuales, que por supuesto llegarán, pero en un principio el elemento vital es la vivencia de cualquier elemento musical, ese es el principio fundamental y si tú no lo vives, no puedes expresarlo.

Quizá lo que nos distingue a nosotras es la ilusión y las ganas que le ponemos a lo que hacemos, creemos absolutamente en lo que estamos haciendo, apostamos por ello con todo lo que tenemos y lo aderezamos con un poco de locura, bueno…, locura ¡bastante!

No vamos a negar que existen momento de desfallecer y nos preguntamos ¿qué estamos haciendo aquí?… ¿cómo nos hemos metido en todo esto?, pero, nos pasa a las dos, que el cóctel niños-música es como una droga para nosotras.

maresther1

Tengo que reconocer que no había contemplado la locura que es necesaria para poder embarcarse, hace diez años en un proyecto como UTEM, o ahora para celebrarlo, en una producción, que muchos profesionales no serían capaces de plantear, como es Invisibles, los niños del tiempo. Es cierto, el grado de locura lo estamos aportando nosotras en cantidades industriales pero desde que abrimos la puerta hace diez años, sino hubiéramos estado un poco locas, esto no hubiera salido, principalmente porque es muy arriesgado. Hoy en día, lanzarte a una aventura de montar una escuela es asumir grandes riesgos y nosotras nos dimos cuenta al día siguiente de abrir la persiana en el lio en el que nos habíamos metido, y sí, podemos decir que nos ha ido bien, pero  detrás de toda la fachada hay multitud de horas, esfuerzo, trabajo, sufrimiento, sueños… un no parar. Si tuviéramos que definir cómo hemos superado la envergadura de este proyecto sería que nos lo pasamos muy bien, UTEM es como nuestro tercer hijo, es muchísimo trabajo… pero ¡Nos encanta!

Nosotras nos conocemos desde que teníamos 12 años y cuando quedamos a hablar de Invisibles, o de la escuela o de lo que sea, es estar siempre pasándonoslo bien, como estar de vacaciones todos los días. Nos encanta nuestro trabajo.

Y de eso puedo dar fe, hace un momento estábamos en la puerta de UTEM con los niños de la escuela, que se estaban rebozando en el suelo como croquetas, llenos de chocolate por todas partes y Mar y Esther eran dos más de ellos. Y el día que no sea así, que no disfrutemos de lo que estamos haciendo, nos tendremos que plantear hacer otra cosa. Los niños son sagrados, no podemos entorpecer la educación de ninguno haciendo cosas sin disfrutar. La educación de los niños es algo muy, muy grande y hay que tener mucho respeto por ello. Nosotras nos consideramos sus guías en estos momentos y eso es necesario que sea respetuoso con cada uno.

Qué difícil me resulta encontrar personas que sientan y piensen de esta manera. Ellas mismas definen la educación que se ofrece en la escuela, y lo hemos tomado de su página web, como afectividad, noble arte, profesión de amor… y es lo que sentimos y es lo que nos emociona a nosotras. Tu ves la cara de un niño cantando y no tienes que explicar más.

Silencio prolongado………..

No hay nada más que explicar. Está todo ahí.

 LQ8A7139

LQ8A7124

Una escuela ideada y creada por mujeres, dirigida por mujeres y ocupadas de la educación de la sociedad. A mi esto me suena a cuento ancestral, donde las sacerdotisas o las magas de la tribu tenían el poder y la responsabilidad de la educación de todos y además de la sabiduría y el conocimiento. Lo tendremos en cuenta, pero lo que sí sabemos es que todos los que se acercan a UTEM tienen una sensibilidad especial. Es cierto que muchos son músicos, pero otros muchos no lo son y reaccionan de igual manera ante las artes y la música en particular.

A nosotras nos sucede, casi cada día, que cuando hablamos con algunos padres, tenemos que tomar apuntes, porque son verdaderas clases magistrales donde aprendemos la mayor parte de lo que nosotras sabemos. Nos miramos y nos decimos, teníamos que haber sacado la libreta, porque tenemos cada conversación que nos deja flipadas. Hay padres que da gusto escucharles porque aprendes mucho con ellos. Todo ello es la clave para que los nanos estén a gusto y que todo fluya. Es una vivencia y nuestras clases de música en familia son como la piedra angular de la escuela. A la escuela viene mucha gente para poder tener una vivencia, y muchos son músicos, psicólogos, maestros, pero por encima de todos, son personas que quieren compartir con sus hijos la educación a través de la música. Esta no es una escuela donde tu llegas, dejas al niño y te vas. Es es una escuela en la que entras con tu hijo y participas activamente y cantas con él. Nosotras únicamente les damos las herramientas, los recursos para que la música esté más presente en sus casas, si cabe, y de esta manera disfrutan en casa. Es fundamental que los niños vivan la música desde la primerísima infancia, de hecho hay personas embarazadas que nos dicen ¡cuándo podemos empezar!…

Esto está muy presente en la obra Invisibles, los niños del tiempo porque al escenario van a salir niños de 0 a 3 años con sus padres. Esto sí es un punto mágico y peculiar porque va a ser una vivencia en escena de la historia y tienen su presencia al principio y al final de la obra.

Después de estar ya un rato hablando con Esther y con Mar, tengo la necesidad de saber qué se aprende en estos diez años de disfrutar haciendo aquello que más te gusta y teniendo éxito en ello. Lo que transmite un niño cantando es inexplicable…..

Otra vez… silencio

Una persona se desarrolla con la música porque es una manera de conectarse… ¿con qué?, no lo sé. Es una manera de estar equilibrado, por lo menos,  Mar, es lo que nos explica que le sucede. Cualquiera de las facetas musicales, la compositiva, la interpretativa… te conecta. La música te permite abarcar muchas áreas porque no sólo es músico el que toca un instrumento sino el que crea la música, el que la interpreta… nos conecta a todos y nos equilibra interiormente. Es una forma de expresión de nuestro yo, cuando un niño está cantando o tocando un instrumento, tú estás ahí. Esther nos apunta que cuando los escucho cantar no puedo evitar sentir la emoción, mi cuerpo reacciona con la piel de gallina,… son momentos de magia y esas emociones que siento no las encuentro de otra manera que no sea con la música.

maresther3

Creo que esto se debería promover y comentar cada día en los telediarios y ocupar portadas de los periódicos invitando a cantar y conectar con la música de cada uno.

Invisibles, los niños del tiempo se va a representar en el Espai La Rambleta en 4 sesiones los días 28 y 29 de Mayo, y seguimos pensando que son pocas para la cantidad de gente que va a querer acudir. Esta muy bien porque los intérpretes son niños y están divididos por funciones. Pero ¡Ojalá! Invisibles tenga un recorrido mayor que la celebración de los diez años de UTEM, porque el esfuerzo está siendo máximo y ¡Ya nos gustaría!!!!!

Queremos destacar el equipo de profesionales que están haciendo posible Invisibles, Pep Ricart como director de escena, Begoña Tena como escritora del libreto, Luis Serrano como compositor de toda la obra, Cristina Fernández como coreógrafa y Manolo Maestro como el personaje de el industrial… Es algo que nosotras nos lo preguntamos, no entendemos cómo hemos conseguido este quipo, cómo hemos tenido la grandísima suerte de tenerlos a todos aquí, para la escuela es un regalo, pero para nosotras en un súper regalazo. Los niños están aprendiendo, pero para nosotras es un Universidad constante y rodearnos de ellos para nosotras es un lujo que no podíamos ni imaginar.

Esto me emociona de tal manera que me quedaría a vivir en este instante de tiempo para siempre. Me emociona ver la humildad de dos seres humanos que están cambiando el curso del mundo educando a seres humanos de manera integral, desde el cariño, el amor, el disfrute y el pasarlo bien… que aportarán en un futuro grandes ideas y acciones a la sociedad, … que alucinan porque tienen los mejores profesionales a su lado en un proyecto espectacular y tengo que reconocer que la vida premia y agradece a quien se lo merece y Esther y Mar se merecen tener estas personas a su lado y cumplir este sueño, que como ellas dicen es de todos.

Este décimo aniversario va a ser recordado por mucho y muchos años, de eso estamos seguras.

Queremos decir que esto también es posible gracias a los padres, hacen un esfuerzo increíble, tienen unas agendas de ensayos que ni los mejores profesionales y llegan a todo porque en sus vidas han priorizado la enseñanza de sus hijos y la música. Sin las familias que tenemos alrededor de los niños no podríamos habernos planteado, jamás, hacer un proyecto de este tipo. Es lo que más agradecemos, cada propuesta, cada idea siempre es bien aceptada, sea la que sea, aunque sean locuras, pero siempre están ahí al pie del cañón. Sin el respaldo de los padres es imposible hacer invisibles. Hacen un esfuerzo grande, grande.

Estaría toda la tarde hablando con Mar y con Esther, pero tienen niños esperándolas ahí afuera, aunque no me gustaría irme sin hacer una reflexión después de hablar de todo lo que hemos comentado. La pregunta sería ¿Cómo podemos despertar a tantos y tantos seres humanos que viven de espaldas a la música, de espaldas a la educación de sus hijos e incluso, de espaldas al sol que sale cada mañana?

Cantar.

Cantar desde la infancia.

Mucha gente no sería de la misma manera si hubiera cantado, si hubiera podido compartir en una coral o en una orquesta la música. El que comparte música con el otro se reconoce a si mismo y reconoce al otro. Ahí está un poco la clave.

maresther4

Pep me decía el otro día que todos llevamos dentro la música desde que descubrimos el latir del corazón de la madre cuando estamos en su vientre, ese un dos, ese tic tac… y siento que en esta escuela se mueve el corazón con ese tic tac de los diez años que estáis vosotras aquí haciendo esta maravilloso trabajo. Gracias infinitas.

Añadiendo alguna cosa más…

Mar y Esther quieren agradecer a los niños el trabajo tan espectacular que están haciendo, son los verdaderos protagonistas y están respondiendo de una manera, para lo pequeños que son algunos, envidiable. El niño más mayor tiene quince años pero la mayoría tienen entre cuatro y seis años. Sacarlos a escena con esas edades es impresionante… porque ¡es la música! Se oye el primer acorde y ya están funcionando…

También queremos añadir que en diez años han pasado muchos niños por la escuela y que podríamos visualizar a casi cada uno de ellos, porque de todos hemos aprendido, de todas las familias que han pisado UTEM y a todos les tenemos que agradecer que UTEM siga abierto. Desde el primer día que abrimos con 18 alumnos hasta hoy que tenemos 180 alumnos, no hemos desfallecido y estamos agradecidas hasta el infinito y vamos a seguir trabajando para hacer las cosas todavía mejor. Somos felices viendo nuestros objetivos realizados y a las familias contentas.

maresther5

Por eso cada año, cuando cierra la escuela y nos ponemos a pintar, reflexionamos y decimos ¡Pero cómo mola esto!¡Es que mola……!

Baúl de Fotos tendremos que venir a pintar con Mar y con Esther cuando cierren la escuela en verano, a ver si podemos hacer un trabajo algo parecido a ellas.

Carrera de la Mujer 2016

Carrera de la Mujer 2016

El pasado domingo se celebró la Carrera de la Mujer Central Lechera Asturiana de Valencia, organizada por Sport Life – Motorpress Ibérica con la colaboración del Ayuntamiento de Valencia. Hubo una participación masiva de 14.000 mujeres, 2.000 más que el año anterior.

IMG_9400

Con un recorrido de 7,4km comenzando en la Avenida del Puerto y finalizando en el Passeig de Neptú de la playa de la Malvarrosa.

 

LQ8A5448

LQ8A5472

Pudimos disfrutar de la gran fiesta deportiva femenina, logrando el objetivo de seguir concienciando a la sociedad de la importancia de la prevención para luchar contra el cáncer de mama y para promover hábitos de vida saludables entre la población femenina.

 IMG_0363

Al finalizar la carrera disfrutamos del gran festival de aeróbic dirigido por la FEDA donde participaron un gran número de corredoras.

LQ8A6710

En lo deportivo, la victoria fue para la valenciana Isabel Checa, que cruzó la meta en 26:48 y aventajó en casi 4 minutos a Carmen Amaro, segunda clasificada. María José López fue la tercera chica en meta.

LQ8A5906

LQ8A5925

Natacha López, ganadora de la pasada edición y que está recuperándose de un cáncer, terminó en séptima posición.

LQ8A5990

¡Enhorabuena a todas! Fue un placer compartir con vosotras esta carrera tan especial. ¡Nos vemos el año que viene!

Carrera de la mujer Valencia. 17 de abril 2016

Carrera de la mujer Valencia. 17 de abril 2016

Esta mañana se ha celebrado en los locales de la Fundación Deportiva Municipal de la Pechina la presentación de la Carrera de la mujer que se celebrará este próximo domingo por las calles de Valencia con final en la playa de La Malvarrosa.

LQ8A2893

LQ8A2861

El viernes y sábado en Feria Valencia, pabellón 1, estará la feria Sport Woman donde se podrá recoger el dorsal y participar en distintas actividades y talleres organizadas para todas las corredoras y acompañantes que lo deseen.

La participación en esta ocasión será de 14.000 corredoras y contribuirán a la lucha contra el cáncer de mama que desarrolla la AECC.

 LQ8A2943

Esta carrera es la primera de las 8 que se van a disputar por el territorio nacional y esta mañana han estado presentando la carrera José Vte. Berlanga, director gerente de la Fundación Deportiva Municipal, José Luis Sahagun, representante de Sportlife y organizador de la prueba, Hellena Alloza, gerente de la AECC de Valencia e Isabel Lozano concejala de igualdad del Ayuntamiento de Valencia.

 LQ8A2873

LQ8A2882

LQ8A2908

LQ8A2918

Posteriormente ha participado Natacha López, ganadora de la edición anterior, que sigue un proceso en la lucha contra el cáncer y que ha asegurado que “gracias al deporte he conseguido que la enfermedad pasara a segundo plano”.

 LQ8A2951

Desde todos los estamentos se ha animado a la participación y a que toda la ciudad se vuelque con un evento deportivo de estas dimensiones e importancia.

 LQ8A2965

Nosotros estaremos allí para reflejar todo lo que suceda el domingo por la mañana en la playa de La Malvarrosa. Os esperamos!!!!

Entrevista a Cristina Fernández Pintado

Entrevista a Cristina Fernández Pintado

«Lo que yo estoy aprendiendo es el tiempo. El tiempo en los niños es distinto al de los adultos y al final lo que aprendes es el entendimiento, el entendimiento de los tiempos de cada uno, que al final, lo aplicas en tu vida, en tus relaciones… Tú quieres que hagan las cosas ¡ya!, pero te das cuenta que el tiempo de cada uno es el de cada uno, eso los niños te lo enseñan. Su tiempo de concentración es el que es y hay que aprovecharlo, y cuando ya no pueden más hay que entenderlo igual que ellos se esfuerzan en entender los tiempos de los adultos.»

Cristina Fernández Pintado es actriz, bailarina y coreógrafa. Ha desarrollado una carrera exitosa a lo largo de los años, apareciendo en distintas obras de teatro, series de televisión y numerosos cortometrajes dentro del mundo del cine.

AI6A7267

Es la coreógrafa de la obra Invisibles, los niños del tiempo, que la Escuela de Música Utem está produciendo para celebrar su décimo aniversario y que se representará en Espai Rambleta los próximos días 28 y 29 de Mayo.

Esos grandes ojos marrones se fijan en todo, siguen y persiguen cualquier movimiento que los niños hacen sobre el escenario y con esa voz, que es difícil saber desde dónde la genera, se comunica con ellos desde la profesionalidad que es capaz de moldear las diferentes tareas que tienen que mostrarse en el ensayo y que en su día harán una obra que puede dejar a todos los asistentes impresionados.

Es cierto que nos emociona ver trabajar a Cristina. Mar y Esther observan todos los preparativos para la entrevista y toman su relevo con los niños mayores para que sigan ensayando mientras secuestramos unos minutos a la encargada de los movimientos de las escenas.

Cristina está encantada, además como ella nos dice, estoy haciendo mi trabajo, que es lo mío, me gusta trabajar en este tipo de proyectos. He trabajado anteriormente en otros proyectos de cooperación en África, en proyectos más pequeños, más grandes, pero siento que este proyecto es muy grande. Se ha hecho un gran esfuerzo, no sólo a nivel económico, que también, sino a nivel emocional, a nivel de número de personas… es un proyecto de gran envergadura… mucho más de lo que yo misma pensaba, ¡me llevan loca!

 AI6A7246

En el escenario ensayan unos niños haciendo volantines con unos almohadones blancos debajo de sus cabezas para después recostarse sobre ellos. Cristina ríe con esa sonrisa que es capaz de atraer la atención hasta del apuntador… Yo aporto el movimiento, la coreografía, tan necesaria en un musical como este donde se cuida al detalle la dramaturgia, la interpretación, la parte musical e incluso la parte humana y artística.

Viendo a los niños medianos en el escenario me surgen miedos de poder controlar tantísima energía, fuerza, ilusión, ganas… a la vez que emoción de sentir tantas variables moverse libremente en cualquier dirección…¡Esto es una locura! ¡es una locura! Nos comenta Cristina. Me llamó Pep Ricart y me contó por encima lo que era el proyecto, pero hasta que no vine y vi el percal no sabía dónde me estaba metiendo. Primero aluciné con las ganas, con la implicación de Mar y Esther, con la implicación de los padres, por lo que supone mantener unos horarios de ensayos y sacrificarse los fines de semana por sus hijos, por el arte y por creer en lo que están haciendo en esta escuela. Los niños me emocionaron a pesar de que es mucho trabajo… ¡Lo mismo que de emoción, de trabajo!

AI6A7211

Sin embargo, no encontramos una producción en Valencia que mueva a casi 100 niños en el escenario y donde tanto el libreto, la composición de la música como la puesta en escena se haya hecho con un equipo de gran experiencia y profesionalidad como este.

Con niños no he trabajado mucho, cuando he hecho algo han sido cosas pequeñas pero no del nivel que encontramos en esta obra. Es de agradecer que alguien haya apostado por un proyecto donde aprendamos todos los que trabajamos en él. Es un regalo para todos los niños que participan, para los padres y para todo el equipo que formamos la producción, especialmente con los críos, que ¡todos alucinamos!

AI6A7227

El hecho de encontrar una escuela como Utem, donde la formación que se da a los niños a nivel musical tiene la base en el método Williems ayuda a hacer este tipo de proyectos tan innovadores, pero cuando realmente entras en contacto con todos los participantes de la escuela, tanto con su dirección como con los niños y los padres, yo que tengo un hijo, ya me intereso en saber cuáles son las condiciones para poder matricularlo en esta escuela.

La magia de todo el trabajo que estamos haciendo es la relación de amistad que se está creando a medida que el proyecto va avanzando. Cuando estás en un proyecto semejante, donde al final son tantas horas, tanto esfuerzo, tantos whatsapps, tantos mails, tantos problemas que surgen, y que se solucionan entre todos, se crea una conexión muy chula.

Cuando veo a estos niños y niñas ensayar y trabajar, oír cómo cantan y qué relación tienen con la música y el respeto y la educación con la que escuchan a Cristina y cómo interpretan sus tareas no puedo dejar de pensar en nuestro sistema educativo, donde son las matemáticas o el conocimiento del medio las asignaturas que más importancia tienen, cuando las enseñanzas artísticas deberían ser asignaturas obligatorias porque son la base de la educación, también la parte de ciencias, pero la enseñanza corporal, la enseñanza artística te pone en contacto con tu parte más humana, te desarrolla como persona, te hace pensar, te hace encontrarte, saber quién eres. El movimiento, la música es mucho más importante de lo que podemos llegar a pensar.

 AI6A7258

Llegados a este punto, donde siento cierta indignación por la educación que les estamos dando a nuestros hijos, no puedo, por menos, que increpar a Cristina por la deficiente labor que los protagonistas y profesionales de estas disciplinas están vertiendo en la propia sociedad y a lo cual me contesta con cierto orgullo que …. Nos hemos dejado la piel ¿cómo me dices eso? Estoy en el sindicato de actores y me he subido a los escenarios, en contra de muchos, a leer manifiestos, a defender los derechos de los artistas, los derechos a tener una educación artística porque son los cimientos que forjan a las personas. Lo que ocurre es que no interesa que una sociedad piense, a veces es pegarnos contra una pared ¡pero nos seguiremos pegando! Hasta que nos rompamos la cabeza, a pesar de lo dura que la tenemos. Está claro que ante evidencias como esta solo podemos dar nuestro apoyo incondicional.

Hace unos momentos hemos grabado un pequeño spot para poder promocionar en las redes sociales “Invisibles, los niños del tiempo” y veíamos a Cristina revolotear entre los distintos personajes que intervienen en la obra. Los espectadores que vayan a ver la obra se van a sorprender muy gratamente. La obra en sí reivindica muchas cosas, tiene una parte de denuncia social y está tratado con una profesionalidad exquisita por parte de todos. Los niños han entendido, los primeros, lo que es una producción profesional desde el principio y así aprenden cómo es el mundo al que se van a dedicar cuando acaben su formación. Es una producción que va a llevar al espectador a pasar por muchas emociones. Emociones que están candentes ahora, ya lo entenderán cuando lo vean, pero lo que la sociedad está viviendo en estos momentos se puede ver tratado en la obra de Invisibles. Es como si la obra llegara justo a tiempo, y en absoluto, por casualidad.

 AI6A7183

Cuando hemos llegado esta tarde al ensayo hemos visto el resultado de meses de trabajo. La curiosidad, viendo a Cristina dirigir a los actores, nos viene por la eficacia de un equipo de personas, de componente absolutamente valenciano, como la bailarina, actriz y escritora Begoña Tena que comienza con el libreto, el compositor de la música que es Luis Serrano, el director artístico que es Pep Ricart, así como Cristina junto a la dirección de escuela Utem. En ocasiones, es difícil entenderse en trabajos de este tipo, pero se ha reunido un equipo de profesionales donde todos habíamos trabajado con todos, quizá no todos a la vez, pero si todos entre todos lo habíamos hecho en varias ocasiones. Para mí especial es la colaboración con Pep Ricart que, desde bien jovencita estoy trabajando con él, y además de ser un estupendo actor, tiene una sensibilidad especial para dirigir esta obra de teatro-danza. Esto es un ejemplo de que en Valencia tenemos grandísimos profesionales.

No me gustaría quedar impresionado por lo que estamos viendo esta tarde, por la ilusión de Mar y Esther, por la profesionalidad de Cristina o por la emoción de los niños y quizá querríamos averiguar algunos de los valores que pueden sobrevolar en “Invisibles, los niños del tiempo”. Lo que realmente se transmite en la obra es que en ellos, en los niños, está el poder de cambiar el mundo. No para dejarles la responsabilidad sólo a ellos, sino que nosotros, los adultos, tenemos que enseñarles a cambiarlo, potenciarles la seguridad sobre ellos mismos y mostrarles que el mundo puede ser otra cosa diferente a lo que estamos viendo, que detrás de lo gris existen los colores… porque siempre son los mismos que nos enseñan o muestran lo que les interesa a ellos, pero si hemos aprendido a pensar por nosotros mismos sabremos discernir lo que es real, de lo que no es real. Tienen que saber que la palabra imposible no existe y que las limitaciones se las crea uno mismo.

 AI6A7287

Y de los personajes que intervienen en la obra seguro que algunos destacan o llevan la voz cantante dentro del libreto y que tendremos que fijarnos cuando estemos viendo la obra. Cristina, que nos oye comentar entre nosotros, parece que tiene la respuesta preparada. Evidentemente, el personaje de Sueña, que es la niña más despierta, es la que se pregunta cosas y es eso lo que nos tendría que pasar a todos, que nos preguntemos las cosas, porque sólo ahí encontraremos respuestas para muchas otras preguntas y entonces,… surgirán más y más preguntas que nos ayudarán a no parar nuestro aprendizaje.

El personaje del Industrial también, porque es como conocer esa parte gris contra la que estamos luchando y preguntarse, de dónde, porqué, siempre hay alguien por encima, siempre aparecen hilos nuevos, que no conocemos, que siguen moviendo otros hilos y otros… sin saber dónde puede acabar la pirámide. Pero todos los personajes tienen algo interesante y lo que me sucede es que cuando ya los conoces y ves a los niños, tan maravillosos, que los interpretan, los haces todos tuyos….

 Es interesante ver cómo en la obra, cualquiera que interviene, tiene asumido su papel hasta unos niveles indescriptibles, pero estamos convencidos que cualquiera podría hacer cualquier papel, quizá como en la vida. Cristina comenta que tiene una amiga que le dice que cuando te pasa algo, malo o bueno, tú has dado los pasos para llegar hasta aquí, sólo tú los has dado. Es cierto que dentro de nosotros están todos los personajes y que podemos desarrollar cualquiera, pero somos nosotros los que elegimos los pasos que damos. Las emociones como la rabia, la alegría, el positivismo, las ganas, la fuerza… depende de las elecciones de tus pasos el que te conviertas en una cosa o en otra, es responsabilidad personal de cada uno…

AI6A7216

Si cada uno que lea esta entrevista es capaz de llegar a una conclusión semejante estamos seguros que este mundo va a cambiar a pasos agigantados. Sería increíble poder salir de esta obra y permitirnos no echar la culpa al empedrado de las cosas que nos suceden, sería genial, al salir del teatro, dejar de criticar o juzgar dónde y en qué lugar está cada uno, incluyéndonos a nosotros. Gracias Cristina por esta reflexión tan importante.

Quizá no es fácil llevar a cabo esta reflexión en cada momento del día, aquí en esta ciudad, a nivel artístico hemos pasado por unos momentos muy duros, y todos los conocemos. Pensar que todo lo que nos sucede nos está enseñando, que todo es un camino de aprendizaje para ir adonde tengo que llegar y que la opción de salvar todos los obstáculos, para poder avanzar, es mucho mejor que pensar en negativo o que todo me pasa a mi. Sino te pasara lo que está sucediendo nunca llegarías a tu destino. Yo siempre soy de esa manera de pensar y cuando me hundo, digo, ¡buenooooooo! Esto es lo que hay y hasta donde me han llevado mis pasos. Si me pongo a pensar en todo lo sucedido, ahora no cambiaría nada, porque cualquier cosa que hubiera cambiado en el pasado haría que quizá no estuviera aquí contigo.

Nos emociona ver disfrutar a la gente del trabajo que hace, sentir la pasión que le pone a las cosas y el cariño con el que transmite sus pasiones. Hoy hemos conocido a una gran persona que ha abierto sus ventanas al mundo sin tener ninguna necesidad de exponerse y eso es de agradecer.

No siempre ha sido disfrutar…. Antes he vivido las cosas con mayor ansia, la necesidad de llegar a, de aprender con no sé quién o con esas figuras importantes para ti…. Y ahora estoy en un proceso de aprender en el ahora, de disfrutar de cada trabajo y no pensar que !este trabajo esta muy bien… pero quiero aquel o aquel otro¡ ¡Quería llegar tan rápido a no sé dónde!

Hay que tener cuidado con la comodidad dentro de tu trabajo, la seguridad. Cuando pasó el cierre de Canal Nou nos tuvimos que reinventar, buscarnos la vida, indagar otros caminos, parecía que se hundía todo. Ahora puedo afirmar que después de este periodo en el que te ves obligado a sacar lo mejor de ti mismo, los proyectos que llegan los disfruto el triple que en esa época y desde luego, estoy mucho mejor que antes. Hay que disfrutar cada ensayo, cada función, cada momento, cada representación y estoy en ese momento… por eso me ves contenta.

 Cuando les toca el turno a los mayores de ensayar vemos un nivelazo en las interpretaciones y una profesionalidad envidiable… Estos niños son el futuro, son maravillosos y tienen muchas ganas, están en una edad complicada, pensaba que iban a tener mucha más vergüenza, pero se han esforzado de una manera admirable. Cuando yo volvía al siguiente ensayo, después de no haber salido las cosas bien en el anterior, me quedaba sorprendida, lo habían ensayado en casa, habían hecho cosas para que saliera mejor en el siguiente ensayo…. Cuando uno quiere… las cosas salen.

No quisiéramos apagar las luces del escenario y marcharnos a casa sin saber esa parte personal que Cristina Fernández Pintado ha aprendido en estos días aquí con los niños, con la obra Invisibles… y desde luego se lo preguntamos y la respuesta quizá la podríamos enmarcar en un lugar privilegiado.

AI6A7244

Son cien niños y niñas y para el número que son tienen una disciplina maravillosa. Pero tienen un tiempo. Lo que yo estoy aprendiendo es el tiempo. Lo veo con mi hijo, pero es distinto cuando estas aquí trabajando, haciendo coreografías, el tiempo en los niños es distinto y al final lo que aprendes es el entendimiento. El entendimiento de los tiempos de cada uno, que al final, lo aplicas a la vida, en las relaciones… Tú quieres que hagan las cosas, ya, pero te das cuenta que el tiempo de cada uno es el de cada uno, y eso los niños te lo enseñan. Su tiempo de concentración es el que es y hay que aprovecharlo, y cuando ya no pueden más hay que entenderlo igual que ellos se esfuerzan en entender los tiempos de los adultos. He tenido que generarme un laberinto de gestión para enseñarles lo que yo necesitaba en ese tiempo determinado de máxima concentración, buscando la estrategia más adecuada para que todo vaya bien. A ellos les sucede lo mismo, te buscan a ti para entenderte, el lenguaje que yo utilizo no es el lenguaje musical que ellos utilizan, mi lenguaje es corporal y están haciendo un gran esfuerzo para conseguir un diálogo fluido conmigo.

A veces, pensamos que venimos a enseñar, pero lo cierto es que hay que venir a aprender y posteriormente, sin querer, vas enseñando.

La suerte que tenemos en nuestro trabajo es que conocemos a personas increíbles, que están en proyectos maravillosos y nos permiten compartir momentos únicos que nos emocionan y nos ponen los pelos de punta. Sólo deseamos poder transmitir algo significativo de todo lo que nos hacen sentir con este trabajo de recopilación.

Play Video