Han pasado unos años, desde que, a finales del año 2012, comenzamos tibiamente en esta singladura, con una amplia ilusión pero un futuro incierto.

En plena crisis económica e institucional lanzarse a una aventura como la nuestra era jugar las cartas a caballo perdedor, aunque nosotros no lo vimos así, quizá porque siendo fotógrafos veíamos la vida de otra manera.

Y… ¡henos aquí!  transformando nuestra empresa y buscando nuevos retos que nos lleven a crecer hacia donde vayan nuestros proyectos y los vuestros.

El cambio de imagen es, únicamente, un escaparate que muestra lo que hemos aprendido y hemos trabajado en estos años, donde hemos tenido, claro está, de todo. Momentos en los que alegría nos ha invadido de tal manera que hemos pensado que estábamos locos, momentos en los que después de horas y horas tratando de sacar un proyecto adelante, no ha sido de lo mejor que hemos sabido hacer y momentos especiales, en los que, nos hemos dado cuenta que nuestra profesión, con permiso de otras, es la más bonita que podíamos encontrar.

Cada día nos encontramos con personas increíbles, que hacen cosas especiales y alucinantes, que en sus profesiones son verdaderas estrellas que brillan con luz propia y que nosotros tenemos la suerte de poder estar ahí cerca, inmortalizando momentos únicos con cada fotografía, saboreando los gestos en cada entrevista y escuchando obnubilados todo lo que aportan al mundo en cada conferencia, charla o evento.

Hay días en los que las emociones nos superan y sentimos que somos mejores personas y mejores seres humanos, simplemente por haber estado cerca de personas especiales y con una sensibilidad nada común.

Por todo ello hemos pensado que vale la pena seguir adelante, cambiar, transformarnos, aprender y desarrollar todo lo que hemos aprendido y entusiasmarnos con nuestro trabajo, gracias a todas aquellas personas con las que hemos trabajado y nos han mostrado esa cara B, tan cercana y valiosa.

Y por eso hoy queremos presentaros nuestra nueva imagen, nuestra nueva cara, nuestra nueva empresa. No cambiamos de nombre, no cambiamos de personas, sólo materializamos todo lo que somos ahora, poco que ver con aquellos que empezamos allá por el 2012, jóvenes, inexpertos… pero ilusionados. Porque ahora tenemos una experiencia y un bagaje que podemos poner a disposición de todos aquellos que tengan proyectos y los quieran comunicar de cualquier manera y estilo.

Baúl de fotos somos unos amigos a los que nos gusta que nuestros clientes sean amigos. Nos gusta implicarnos en los proyectos como si fueran nuestros y vivir hasta la última gota de vida juntos. Seguimos teniendo 3 puntos de vista diferentes, y cada vez más diferentes. Hemos crecido en lo individual y también el lo colectivo. Quizá Baúl de fotos está cambiando, pero nosotros, personalmente, ya ni nos reconocemos sino fuera por ese pedazo de corazón que nos enseñamos cada mañana cuando nos vemos. Y ya nos callamos porque nos emocionamos y estaríamos en ese estado constantemente.

Si te apetece mira nuestra web, www.bauldefotos.com , y verás que todo lo que te contamos es así.

Todavía somos pequeños, pero no tanto como antes… y dentro de un tiempo seremos aún más grandes… compartiendo esos proyectos con los que seguro nos quedaremos sin palabras… y hasta sin imágenes…

Gracias a todos por acompañarnos en este tiempo y esperamos seguir viéndoos en estos días.

Play Video