Pasar una tarde, un día entero o unos días de relax haciendo fotografías de lugares que previamente me han llamado la atención es algo que me gusta hacer siempre que puedo.

A veces me pasa

Llegar a casa, descargar las fotografías y ponerme a verlas y editarlas es algo que sucede prácticamente de manera simultanea porque la ilusión de ver lo que he hecho me resulta atractivo e inquietante.

A veces me pasa

Después, lo que sucede es siempre lo mismo. Quizá debería poder hablar en pasado, pero es algo que en ocasiones todavía me sucede, y por otra parte, siento que existen personas a las que les pasa algo parecido con las fotografías.

Nunca conseguimos enseñar la fotografías que hacemos, y si lo hacemos contamos una historia de indios y vaqueros para despistar la verdadera atención en la fotografía.

A veces me pasa

Estoy convencido que no sólo me sucede esto a mi. Superarlo tiene sus ventajas, pero tiene algún coste que se abona con generosidad.

Auto boicotearnos es algo tan normal en nuestras vidas que quizá con la fotografía hacemos lo mismo.

A mi, pensar que hay otras personas mucho más capacitadas que yo para esto, y que hacen fotos verdaderamente extraordinarias me para mucho a la hora de poder enseñar las imágenes que capto de la naturaleza.

A veces me pasa

Y a veces me pasa que puedo sentir vergüenza de enseñar imágenes que yo considero vulgares, normalitas o simplemente sencillas.

A veces me pasa

Lo cierto es que, después de trabajarme esta historia, he podido darme cuenta que podemos tomarnos la vida minusvalorando nuestros propios acontecimientos o darle a la vida un sentido de oportunidad, descubriendo aquello que se nos ofrece.

Y como en la fotografía, según donde ponemos el foco, según donde ponemos la mirada, estaremos facilitando que suceda una u otra clase de cosas.

A veces me pasa

La fotografía es una herramienta más para conseguir en la vida aquello que algunos llaman éxito y que no es más que poder hacer lo que a uno le gusta.

No se trata de llegar a lo más alto, ni de hacer lo que todo el mundo espera de ti, ni siquiera, hacer las cosas mejor que nadie.

Se trata de hacer lo que a uno le gusta y disfrutar de ello al máximo. No hay mayor éxito en la vida.

A veces me pasa

Si nos gusta hacer fotografías, hagamos fotografías, publiquémoslas, enseñémoslas y contemos nuestra experiencia haciéndolas, la que quiera que sea, la nuestra. 

Y compartamos nuestras vivencias con otros, sin complejos, sin juicios, sin limitaciones…

A veces me pasa

Confiemos en lo que hacemos, en cómo lo hacemos y en el momento evolutivo en el que estamos.

Y vivamos siempre sabiendo que cada día es una perfecta oportunidad para convertirnos en verdaderos artistas de nuestra vida a través de la imagen, de la imaginación y con la fotografía de muleta…

Play Video